La Seducción - familia - Alva de Contreras » Alva de Contreras

La Seducción

La Seducción
LA SEDUCCIÓN.
Viajando alrededor del mundo he visto cómo muchas mujeres están usando la seducción y siendo motivo de dolor para muchos.

¿Qué es seducción?  Diccionario:  Seducir, engañar con maña, persuadir suavemente al mal, cautivar el ánimo.

La Biblia menciona casos donde la seducción tiene lugar:  La serpiente que engaña a Eva y luego ésta seduce a su esposo.  Génesis 3:1-6.
Dalila seduce a Sansón y cae en la trampa descubriendo el secreto de su fuerza.
Jezabel esposa de Acab una mujer seductora, cuyo nombre significa casta, pura, pero sus acciones totalmente opuestas al diseño dado por Dios para las mujeres.

Muchas mujeres están siguiendo el mismo patrón de Jezabel, teniendo ambición por la preeminencia y el control,  humillan a sus esposos con su lengua y entonces controla por el temor que ellos tienen de ser avergonzados, además ese espíritu de Jezabel genera insatisfacción entre esposos, y lo peor de todo:  Rechaza la autoridad de Dios y exalta su rebelión en feminismo.

Dios le ha dado a la mujer un poder sexual especial, su belleza física, sus encantos femeninos, su capacidad para proveer seguridad emocional, pero usados en una forma equivocada a través de ropas sugestivas, miradas, poses, palabras, etc., llevan al caos a muchos hombres.

Aquí mis palabras para esos hombres:  Necesitan arrepentirse de sus temores y firmemente y con gentileza, colocar su hogar en orden, derrotar a Jezabel, por venir a ser como Cristo.  Ganar la guerra contra Jezabel en el hogar, intercediendo contra los poderes de las tinieblas.

La mujer derrota esos sentimientos de enojo, disgusto, y orgullo de Jezabel, por buscar la mansedumbre de Cristo.  (1 Pedro 2:23-3:2).
La mujer debe ver la sabiduría de Dios en el orden divino de la familia y honrar a su esposo como la cabeza.  Si es soltera, debería someterse al orden que Dios ha establecido en su iglesia,  como al Señor.  Su humildad y paz en servir a otros es una señal de destrucción a la naturaleza de Jezabel.  Filipenses 1:28.

Dios te bendiga,

Tu hermana y amiga,

Alva Vargas de Contreras.
www.alvadecontreras.com


Escribe Tu Comentario

Similares: