¿Cuánto hace que no escuchas a Dios? - Mujeres hacia la excelencia, Oración, Secretos de mujer, Vida Cristiana - Alva de Contreras » Alva de Contreras

¿Cuánto hace que no escuchas a Dios?

 

Hace cuánto no escuchas a Dios?

Hace cuánto  no tienes un tiempo íntimo con él?

Has perdido el gozo, la paz, el entusiasmo en servirle, la pasión para que otros lo conozcan a El?

Ministras sin frescura? Sin resultados?

Por qué es importante escuchar  a Dios?

He encontrado por lo menos 6 razones que deben llevarnos a la reflexión:

  • La Biblia  lo ordena.  Deuteronomio 13:4
    En pos de  vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis.
  • Hay promesa de bendición. Si escuchares fielmente la voz del Señor  tu Dios, para guardar y cumplir todos estos mandamientos que yo te ordeno hoy,  Deuteronomio 15:5, 28:3, 6.

Bendito serás tú en la ciudad y bendito en el campo. Bendito serás en tu entrar y bendito en tu salir………..

  • Dios hablará paz a su pueblo y a sus santos, para que no se vuelvan a la locura.  Salmos 85:8.
  • Dios será nuestro Dios y nosotros seremos Su pueblo .

Jeremías 7:23 Pero esto les mandé, diciendo: escuchad  mi voz, y yo seré

vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo;

  • Porque nos irá bien.   Andad en todo  camino que os mandé para que os vaya bien.

Necesitamos tener un tiempo diario para escuchar a Dios.  Si no lo hacemos, nuestra vida entra en:

Confusión

Jeremías 3:25

Yacemos en nuestra confusión, y nuestra afrenta nos cubre; porque pecamos contra Jehová nuestro Dios, nosotros y nuestros padres, desde nuestra juventud y hasta este día, y no hemos ESCUCHADO LA VOZ DE NUESTRO DIOS.

El no escuchar a Dios nos impide conocer el camino por donde debemos andar.

Hay confusion en las relaciones interpersonales, en las decisiones que hay que tomar, en la vida familiar, en el ministerio.

Perdemos el gozo

Cuantas veces nos quejamos por no tener lo que queremos o por perder  de vista que cada situación que enfrentemos trae una enseñanza si escuchamos a Dios.

El nos dice: Contentos con lo que tenéis ahora, porque El dijo: nunca te dejaré ni te desampararé.

Gozaos en el Señor siempre, otra vez os digo: Regocijaos.

Perdemos la paz.

Salmos 85:8
Escucharé lo que hablará Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, Para que no se vuelvan a la locura.

Las crisis vienen a nuestra vida, y perdemos la paz, pero si no escuchamos a Dios, no tendremos suficientes defensas  para enfrentarlas con paz, y terminamos quejándonos, culpando a Dios y a otros y cometiendo locuras.

Deuteronomio 30:17-20.

Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a tu Dios, ATENDIENDO A SU VOZ, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juróEl Señor a tus padres, Abraham,Isaacy Jacob, que les había de dar.

Dios nos hace un llamado:   

Levántate.

Isaías 60:1.  Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria del Señor ha nacido sobre ti.

Ven.

Mt. 11:28. Venid a mi todos los que estéis trabajados y cargados y yo os haré descansar.

Muéstrame tu rostro.

Ex.34:35;  Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.  

Hazme oír tu voz.

Clama a mi y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.  Jeremías 33:3

Destinemos tiempo para escuchar a Dios.  Dejemos de correr  y de hacer las cosas a nuestra manera.  Dios tiene mucho para decirnos y mucho para nuestro bien porque nos ama.

Dios te bendiga,

Tu hermana y amiga,

Alva Vargas de Contreras.

www.alvadecontreras.com

 

 


Escribe Tu Comentario

Similares: