¿QUÉ PIDE DIOS DE TI? - Home Featured Sidebar, Home Featured Slider, Vida Cristiana - Alva de Contreras » Alva de Contreras

¿QUÉ PIDE DIOS DE TI?

Si tu hijo te pide pan, le darás una piedra?  Amigo, amiga, te has detenido a pensar en ¿qué es lo que Dios te pide? y lo que recibirás si aceptas y obedeces este pedido? Dios sabe recompensar a quienes le obedecen y siguen Sus mandatos.

Lo que Dios te pide, es para tu bien.

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Dios de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8.

Hay muchos pedidos de Dios en la Biblia para todos aquellos que hemos decidido seguir Sus mandatos. 

Tales como Buscarlo, amarlo con todo el corazón, perdonar al ofensor, hablar la verdad, amar al prójimo, no buscar el propio bien sino el del otro, hablar verdad, etc. 

 

Pero todos estos, y muchos más los podemos resumir en estos Tres: 

  1.  Hacer Justicia
  2.  Amar Misericordia y
  3.  Humillarte ante ÉL.   

Analicemos estas tres cosas Que Dios pide de ti:

HACER JUSTICIA.

¿EN QUÉ FORMA?

No teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; Filipenses 3:9.

Todas nuestras justicias son como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. Isaías 64:6.

Hacer justicia y juicio es a Dios Más agradable que sacrificio. Proverbios 21:3.

Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado. Deuteronomios 6:25.

Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.  Isaías 1:17.

La única manera de Hacer justicia, sólo se logra cuando escuchamos lo que Dios nos  pide y tomamos acción.

AMAR MISERICORDIA.  

Compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenas.  

Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da. Salmos 37:21.

El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio,

La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron. Salmos 85:10.

Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; Lucas 10:33.

Peca el que menosprecia a su prójimo; Más el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado. Proverbios 14:21.

El que sigue la justicia y la misericordia Hallará la vida, la justicia y la honra. Proverbios 21:21.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.  Mateo 5:7.

Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes;  Mateo 12:7.

El amar misericordia nos lleva a llorar con el que llora, sufrir con el que sufre, compartir con el necesitado, tenderle la mano a quien lo solicita, y hacer bien aunque no seamos apreciados ni valorados, perdonar a quien nos ha ofendido, solicitar perdón a quien hemos ofendido.

De esta manera honraremos al Dios de Misericordia quien nos ama y acepta tal y como somos y no nos paga conforme a nuestras iniquidades.

HUMILLARNOS ANTE DIOS.  Al hacerlo, estamos reconociendo que sin Él nada somos, nada tenemos y nada podemos hacer.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 1 Pedro5:6.

Admitiendo que El es El Soberano y merece Toda la Honra, todo el Poder y toda la Gloria, y que E l es Santo .
 
Por lo tanto necesitamos humillarnos ante Su Presencia y pidiendo Su dirección en todo aquello que emprendamos.

Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.  Jeremías 9:24.

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.                    2 CRÓNICAS 7:14.

¿Qué pide Dios de ti? Hacer Justicia, Amar Misericordia y Humillarnos ante El.

Si así lo hacemos, contamos con su promesa de Perdón y Sanidad.

Dios te bendiga,

Tu hermana y amiga,

Alva Vargas de Contreras.

www.alvadecontreras.com

 

 

 

 


Escribe Tu Comentario

Similares: